A diario la gente separa la basura ingresando a los contenedores.

A un costado de la avenida De Las Palmeras, al nororiente de Quito los recicladores han formado una pequeña trinchera y desde allí le hacen frente a la crisis.

De lunes a sábado, de 08:00 a 17:00 abren las puertas de las bodegas para recibir a las personas que llegan a vender el material reciclado, lo que han logrado juntar durante el día.

Estas bodegas son las únicas del sector que se han mantenido abiertas durante los meses de confinamiento y distanciamiento social.

Erika Cabascango tiene 24 años, pertenece a la tercera generación de recicladores del sector de El Inca, un trabajo que le satisface hacerlo.

Ella revela que durante la pandemia creció el número de personas que llegan a vender el material que sacan de los basureros. “La situación está difícil, toca adaptarse a los que Dios da”, dice

Para la madre de familia este es su lugar de trabajo, de lo que gana junto a sus padres y hermanos come, alimenta a sus hijos y  hace frente a la crisis.

Está consciente que la pandemia hizo que miles de personas pierdan su empleo y ahora muchos de ellos han encontrado en el reciclaje la forma de ganar dinero

A nacionales y extranjeros se lo ve a diario sacando el material reciclable de los tachos de basura, hay gente que incluso ingresa a los contenedores para abrir las fundas.

Cuando han llenado de material los sacos de yute regresan a sus casas, es el caso de Pedro José de 65 años, el recorre la zona de Churoloma (Carapungo) y al día siguiente vende lo recolectado a quien mejor le pague.

A las bodegas De Las Palmeras llegan camiones, camionetas, carros de alta gama y hasta carretillas llenas de papel blanco, cartón, chatarra, aluminio, cobre bronce, baterías, pantallas…

“A nosotros nos sirve de todo, de lo que reciclamos vivimos y también comemos”, dice Erika quien se ha acostumbrado a este ritmo de vida.

Pesando una funda llena de botellas de plástico cuenta que sus abuelitos fueron los fundadores de las bodegas, que luego se interesaron sus tíos y ahora los nietos.

Como todo negocio ellos también están ofreciendo servicio a domicilio, sin recargo dice la mujer vestida de overol y mascarilla para protegerse del coronavirus. (El Arca)

El Detalle

Para mayor información comunicarse al número 0981103406

Pago por kilo

Papel blanco 16 centavos

Papel empacado 12 centavos

Botellas pláticas 050 centavos

 

 

Por El Arca

3.683 comentarios en «De la basura también se come»
  1. Thank you for sharing superb informations. Your site is so cool. I’m impressed by the details that you’ve on this web site. It reveals how nicely you understand this subject. Bookmarked this website page, will come back for more articles. You, my pal, ROCK! I found simply the information I already searched everywhere and just couldn’t come across. What a perfect web site.

  2. Wonderful article! This is the kind of info! That are supposed to be shared around the web. Disgrace on the search engines for not positioning this publish higher! Come on over and seek advice from my website. Thank you =)

    webcamera.ru

  3. I blog often and I seriously appreciate your information. This article has really peaked my interest. I’m going to take a note of your site and keep checking for new information about once a week. I subscribed to your Feed too.

    actuchomage.org

  4. Wonderful beat ! I would like to apprentice while you amend your web site, how could i subscribe for a blog website? The account helped me a acceptable deal. I had been a little bit acquainted of this your broadcast provided bright clear concept

    starstandard.org