Su olor, color y textura los hacen diferentes a los jabones tradicionales, cada uno tiene su historia. 

 

Cuando Fernanda Meneses, de la Huerta Flor de Cactus, empezó a fabricar jabones de baño biodegradables pensó en hacerlo de la forma tradicional, a la antigua, utilizando productos amigables para la piel. Primero descartó elementos que los considera contaminantes y luego empezó a elaborarlos mezclando aceites.

La mujer cuenta que los resultados no pueden ser mejores. Ahora, no solo que dejan la piel como las de un recién nacido, sino que reactivan las feromonas y cargan de buena energía a todos los que deciden probarlos.

Cada uno de los jabones que fabrica tiene su propia historia. ‘Paraíso Tropical’, uno de los mimados de la colección es de un color rojo pasión, está hecho con la mezcla de melón y sandía, lo dedicó a una amiga que se casó con un japonés y dejó atrás a su natal Riobamba.

Comenta que cuando la mujer volvió al Ecuador para casarse le pidió que le personificara un jabón y que ella lo hizo pensando en las frutas que más le agradan a su amiga, por su color y textura hasta se convirtieron en los recuerdos de los novios a sus familiares.

Otro de los jabones lleva el nombre de ‘Fernandina’, en honor a su creadora. Es de color café y está elaborado con sal marina porque a ella le encanta la sal  y también porque es el nombre de la isla más grande de Galápagos.

Más sorpresas

Sin embargo, uno de los jabones más vendidos se llama ‘Mandamás’, es una barra elaborada con base de mandarina. La hizo pensando en que los hombres deben tener bien claro quién manda en la casa. Pero, también pensando en ellos creó el denominado ‘Cuerpito Latino’ que es de color café orgánico y está hecho con quinua, amaranto y arrayán. Como estos hay otros jabones, cuyos efectos son espectaculares.

Fernanda relata que una de sus amigas usa el ‘Cuerpito Latino’ cuando quiere salir a divertirse y sí que lo hace. “Qué le pusiste”, le pregunta asombrada con los resultados, pues cada vez que acude a su tienda le cuenta que desde el momento que pisa la discoteca no para de bailar, de algún lado sale alguien interesado en bailar con ella.

Meneses revela que fabrica estos jabones sin fines de lucro, sino de «locro» porque el objetivo es recatar los saberes ancestrales, las practicas culinarias de antaño, devolverle a la piel su hidratación. Le apasiona tanto el tema que parte de su tiempo lo dedica a la fabricación natural de semillas.

“Un jabón verdadero formado con base de aceites te limpia, nutre y forma una película protectora para tu piel. Además, ayudan a conservar el agua dúctil, porque con el jabón tradicional lo que hacemos es contaminarla”, expresa.

Revela que no hay una receta matriz en la elaboración de los jabones, pero que en su caso experimenta cambios en cada uno de ellos, por lo que termina siendo «una verdadera obra de arte». (El Arca)

La Frase

“Cada jabón tiene su propia huella digital, ciertos dones que los hace únicos, utilizo una mezcla de siete productos en la elaboración de cada uno de ellos”.

 

Por El Arca

7.596 comentarios en «Jabones que cuentan historias»
  1. Oh my goodness! Amazing article dude! Thank you, However I am encountering troubles with your RSS. I don’t know why I can’t join it. Is there anyone else getting similar RSS problems? Anybody who knows the answer will you kindly respond? Thanks!!

    javset.net